¿Por qué juguetes de madera? Siempre madera

En DOCEO sentimos una especial predilección por los juguetes de madera didácticos-educativos realizados con materiales naturales de marcas respetuosas con el niño y con el medioambiente. Elaborados por artistas como Ingela P. Arrhenius que ponen toda su imaginación, creatividad y cariño para elaborarlos. Cuidada estética, perdurables, resistentes y naturales.

juguetes demmadera

Una de las cosas que más nos preocupa como padres a la hora de comprar un juguetes es elegir uno que les sea divertido a los niños, que sea bonito y tenga buena calidad. En DOCEO pensamos que un juguete es mucho más que un objeto de entretenimiento y seleccionamos juguetes que además de ser divertidos sean diadácticos y que ayude a desarrollar la imaginación de los niños y que pueda evolucionar junta a él, este es el caso de los juguetes de madera.

¿Cuáles son los beneficios de un juguete didáctico?

Los juegos didácticos propician la adquisición de conocimientos y el desarrollo de diferentes habilidades:

          1. Fomentan la observación.     

          2. Aumentan la concentración y la atención.

          3. Provocan interés en materias que antes no conocían o fuera de su alcance: investigación científica, conocimiento del entorno, gusto por las materias escolares (matemáticas, geografía, etc).

          4. Favorecen las capacidades lógicas, la fantasía, la imaginación.

          5. Presentan la necesidad de tomar sus propias decisiones.

          6. Aceleran la adaptación de los niños en los procesos sociales.

          7. Incitan a la imitación de roles a través de los cuáles relacionarse con su entorno.

          8. Desarrollan un espíritu crítico, disciplina, perseverancia, tenacidad, responsabilidad, audacia.

          9. Adquieren un potencial creador que marcará su manera de ser y de relacionarse con el mundo.

Donde mejor vimos que convergían estas características era en los juguetes de madera, que además tienen un encanto especial. Los juguetes de madera perduran, día tras día, año tras año. Natural y duradero, la madera es un material de carácter y agradable al tacto.

Por lo que los juguetes educativos-didácticos además de cumplir una de sus funciones básicas como juguete como es el disfrute de los niños, el desarrollo de su imaginación…también ofrecen otros beneficios que hoy más que nunca es necesario tener en cuenta, no solo benefician el desarrollo del aspecto cognitivo, sino que favorecen todos los aspectos del conocimiento.

¿Cómo son los juguetes de madera que hemos elegido y qué ventajas tiene respecto a otros?

          – Didácticos. Este tipo de juegos implican la adquisición y reforzamiento de algún tipo de aprendizaje.

          – Calidad. Están seleccionados de madera de excelente calidad.

          – Sentidos. Son una potente herramienta para desarrollar la percepción auditiva, visual y táctil. El niño puede sentir su textura y sus formas curvas, sus ángulos y rugosidades y, experimentar a través del tacto, algo esencial en la infancia, ya que este sentido nos ofrece mucha información del entorno y hay que aprender a usarlo desde pequeños y sacar provecho de ello.

           – Evolutivos. Es un juguete evolutivo que acompañará al niño durante muchos años a lo largo de su infancia. Aunque la recomendación de edad es de 3 a 10 años, es tan recomendable para niños como para mayores, ya que entrena los sentidos.

          – Duraderos y resistentes. Es muy recomendable por su durabilidad. Sus excelentes materiales y la solidez de su construcción lo convierten en un juguete para toda la vida. La madera les ofrece una mayor durabilidad y resistencia frente al paso del tiempo y el uso continuado.

          – Estéticos y preciosos Los juguetes de madera tienen una cuidad estética que atrae a los más peques con su gama de alegres colores y su diseño inspirado en la naturaleza y educar la belleza también es algo que valoramos.

          – Respetuosos con el medioambiente. Son respetuosos con el medio ambiente, por lo que también educan en valores a los más peques.

          – Higiénicos. No acumulan tantos gérmenes como los de plástico.

          – Realistas. Ya que su peso y textura son más similares a los objetos cotidianos con los que tienen que familiarizarse y manipular en su vida cotidiana.

          – Naturales. Permiten a los niños entrar en contacto con materiales naturales. Su acabado artesanal y textura irregular ofrecen una experiencia sensorial muy rica y valiosa para los peques. No son tóxicos.

          – Creativos. Estimulan mucho más la creatividad, ya que carecen de estímulos innecesarios que dispersan la atención de los niños y pueden sobreexcitarles. En cambio, les obliga a ejercitar mucho más la imaginación.

          – Valores. Un juguete de plástico normalmente es algo provisional, algo pasajero que estará con nosotros poco tiempo, por lo tanto fomenta la filosofía consumista de: compro, uso poco, tiro y me compro otro. La madera da un aspecto más sólido al juguete y el niño lo suele percibir como algo que debe durar más tiempo. Con lo que a la larga se ahorra dinero.

          – Ayudan a la concentración. Por fin un juguete mindfulness, sin pilas, sin ruiditos eléctricos, ni luces, ni botoncitos que atrapan y sobreestimulan a los niños. Los juguetes de madera permiten al niño y niña seguir conectados consigo mismos mientras juegan, siguiendo sus propios intereses, algo altamente importante sobretodo en la primera infancia.

El mejor método para que un niño aprenda algo, y lo traslade a su entorno cognitivo es el juego. Y éste es mucho mejor si es compartido con padres, madres, hermanos o personas cercanas.

Nosotros seguiremos descubriendo, creciendo y educando contigo

Construccion madera magnética, juguetes de madera

Una respuesta a “¿Por qué juguetes de madera? Siempre madera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.